Llevar el control de cobros y pagos para mantener la liquidez de una empresa es posible gracias al presupuesto de tesorería. Este te permite tener una visualización completa de todo lo que entra y sale en tu negocio y así poder hacer predicciones tanto de los escenarios positivos o negativos que puedan envolver a tu empresa en eventos futuros.

Si nunca has realizado uno para tu empresa exportadora, te recomendamos que pongas gran atención a este artículo, pues te brindaremos toda la información que necesitas para que puedas hacerla fácilmente.

¿Qué es el presupuesto de tesorería?

El presupuesto de tesorería o flujo de caja es uno de los procesos financieros de la cadena presupuestal de una empresa. La ​​finalidad del presupuesto de tesorería es recabar la información financiera de un negocio, como las entradas y salidas de dinero, para transformarla en información monetaria.

Existe tanto el presupuesto de tesorería personal como el presupuesto de tesorería de una empresa. En este último es importante recalcar que se trata de una previsión financiera (no un resultado final) y tiene por objetivo reflejar los pagos y cobros que debe realizar la empresa durante su ejercicio económico.

En este proceso no se incluyen ni las provisiones ni las amortizaciones de la empresa, pero sí deben tomarse en cuenta las deudas o pendientes acumulados de ejercicios anteriores que hasta hoy no se han efectuado.

La elaboración de presupuesto de tesorería tiene como resultado dos opciones: saldo positivo y saldo negativo. El primero es cuando hay un excedente de tesorería o los cobros son superiores a los pagos; el último significa una falta de liquidez.

¿Qué es la liquidez dentro del presupuesto de tesorería?

Cuando hablamos de liquidez en la definición de presupuesto de tesorería nos referimos a la capacidad que tiene una empresa para que su activo corriente se convierta en dinero. Esto, para que pueda cubrir deudas o pagos de forma oportuna y a corto plazo.

Conocer a detalle los tiempos en que se contabiliza un ingreso y un gasto hasta que llega su pago o cobro es vital para hacer un presupuesto de tesorería, ya que evita desfases en el cobro y pago de la empresa que pudieran llevar a un déficit económico.

Fuente: Pixabay 2021

¿Para qué sirve el presupuesto de tesorería?

Elaborar un presupuesto de tesorería sirve para controlar la evolución de la liquidez de una empresa en un periodo determinado. Se recomienda hacer una revisión mensual para asegurar una buena planificación que permita que un negocio esté preparado para actuar ante cualquier eventualidad o situación de riesgo.

Los objetivos del presupuesto de tesorería son, en forma concreta, los siguientes:

  • Identificar flujos de entrada y salida del efectivo
  • Detectar y analizar desequilibrios económicos
  • Prevenir dificultades financieras

Es importante decir que no importa el tamaño de una empresa o su nivel de demanda de productos o servicios. Si esta no hace un análisis del presupuesto de tesorería riguroso, puede llegar a presentar problemas de liquidez que ponga en riesgo su estabilidad económica.


Ya que conoces qué es el presupuesto de tesorería, profundicemos más acerca de sus características.

Elementos del presupuesto de tesorería

Si bien cada empresa tiene sus propias cuentas y números, hay elementos del presupuesto de tesorería que son muy generales. Estos son los siguientes:

  • Saldo inicial
  • Actividades de explotación
  • Operaciones de capital
  • Operaciones del circulante
  • Saldo final

De forma más específica, cada elemento puede componerse de las siguientes maneras:

  • Operaciones de negocio. El presupuesto de tesorería identifica todos los movimientos de dinero para anticipar las fechas de cobro de los clientes.
  • Fechas de cobros. En un presupuesto de tesorería o capital se incluyen todas las fechas de las operaciones de una empresa.
  • Pagos relacionados con la actividad ordinaria. Estos pueden ser pagos a proveedores, acreedores, publicidad, entre otros.
  • Costos recurrentes internos. Aquellos que corresponden a la nómina salarial, seguros, nuevas contrataciones, etc.
  • Elementos extraordinarios y puntuales. Estos pueden llegar a degradar la situación de liquidez de la empresa en caso de ser muy elevados e imprevistos. Un ejemplo de este tipo de gastos en el presupuesto de tesorería podrían ser las multas.
  • Fecha de pago de intereses. Corresponde a las deudas o los dividendos.
  • Impuestos y fechas de pago. Todas aquellas indicaciones del pago de impuestos deben estar indicadas en el presupuesto de tesorería o capital.

Una vez brindadas las características del presupuesto de tesorería, demos lugar a los pasos para poder realizarlo.

Fuente: Pixabay 2021

¿Cómo hacer un presupuesto de tesorería?

Hasta el momento ya conoces la ​​importancia del presupuesto de tesorería, la cual es, poder prevenir cualquier tipo de desequilibrio en las finanzas de una empresa y prevenir situaciones de riesgo. Pero, ¿cómo se elabora el presupuesto de tesorería? Te lo explicamos a continuación.

Para realizar ciertos cálculos financieros, muchas empresas hacen uso de software especializado. Sin embargo, las pequeñas y medianas empresas pueden hacer uso de hojas de cálculo para llevar un control interno eficaz.

En esta hoja de cálculo debes incluir una tabla en donde establezcas el mes del año correspondiente a calcular y las filas necesarias para agregar todos los gastos o recibos de dinero.

Para lograr una mejor organización, te recomendamos acomodar esta información en categorías y subcategorías: ingresos y gastos.

Los ingresos dentro del presupuesto de tesorería o capital se dividen en las siguientes subcategorías:

  • Ventas
  • Subvenciones o ayudas económicas auxiliares
  • Contribuciones de capital
  • Contribuciones a la cuenta corriente
  • Préstamos bancarios y/o factoraje
  • IVA

En cada una de estas subcategorías debes indicar la forma de pago, ya sea efectivo, cheque, transferencia bancaria y la cantidad de dinero que ingresó.

Los gastos conllevan el mismo procedimiento pero estos, regularmente, se dividen en costos fijos y costos variables. Te compartimos algunos puntos que pueden incluirse en cada uno de estos costos dentro de tu presupuesto de tesorería.

Costos fijos

  • Salarios y seguros de los trabajadores
  • Renta y mantenimiento del inmueble (oficina)
  • Pago de servicios básicos (agua y luz)
  • Suscripciones a internet, telefonía, etc.
  • Gastos en publicidad
  • Gastos bancarios
  • Impuestos (estos son los impuestos al comercio exterior en México)

Costos variables

  • Gastos de viaje (gasolina, transporte público)
  • Devoluciones de los clientes
  • Proveedores de servicios ( auditores, agente aduanal, contable)
  • Multas o costos causados por robo o daño
  • Compra de materia prima

Una vez que toda la información financiera de tu empresa esté expuesta en un flujo de caja, puedes dar inicio al análisis de los datos presentes. Tener esta organización te permite tener cada entrada y salida de dinero monitoreada y saber si existe la liquidez adecuada.

Fuente: Pixabay 2021

En este ejercicio para calcular un presupuesto de tesorería se suelen identificar errores de previsión comunes, por ejemplo, las condiciones de pago de los clientes. Muchas veces los negocios brindan ciertas facilidades, como plazos largos de pago, los cuales, la empresa no está en condiciones de soportar.

Justamente, esto responde claramente a la pregunta de cuál es la importancia del presupuesto de tesorería. Poder tener toda la información financiera en un documento organizado con el cual se logre anticipar el requerimiento de capital necesario y en tiempos oportunos para evitar desequilibrios en el flujo de caja.

Dentro de los pasos para hacer un presupuesto de tesorería también puedes incluir la realización de diferentes tipos de escenarios que te permitan ver el impacto de tu flujo caja en el futuro. Algunos de los escenarios útiles a visualizar son:

  • Escenario base (los que ya has estimado en años anteriores)
  • Escenario pesimista (suponiendo que el flujo de caja presenta números rojos)
  • Realización de un nuevo proyecto
  • Eliminación de una fuente de ingresos (por ejemplo, la pérdida de un cliente de alto valor)
  • Eliminación de gastos

Cada uno de ellos, te brinda información muy valiosa para conocer “qué pasaría” si el día de hoy tu empresa se viera ante un escenario positivo o negativo. Así, la búsqueda de soluciones o alternativas se vuelve más rápida, clara y eficaz.

Te recomendamos que actualices tu presupuesto de tesorería de forma regular en función de las necesidades de tu empresa. Un buen lapso es cada tres meses, pero esto dependerá directamente del modelo de presupuesto que hayas decidido.

Para tener una actualización completa no olvides revisar detalladamente tu base de datos de costos y la estructura de gastos. De igual forma, ten en cuenta los ingresos percibidos durante un tiempo concreto.

¿Cómo mejorar la gestión de tesorería de tu empresa?

Como hemos visto a lo largo de este artículo la importancia del presupuesto de tesorería recae en poder llevar un control de las finanzas de tu empresa para evitar problemas que afecten su estabilidad, por ejemplo: impagos, aumento de deudas, no poder cubrir los pagos de impuestos y sufrir sanciones administrativas.

La mejor forma de mejorar la gestión de tesorería de tu empresa es contar con vastos conocimientos en contabilidad para gestionar eficazmente los cobros y pagos de tu organización. Además, es importante que todos los documentos financieros para exportar estén en orden. En caso de aún no contar con un experto en la materia, te recomendamos hacerlo rápidamente para evitar acumular situaciones de riesgo financieras.

Ahora que ya conoces qué es el presupuesto de tesorería, ¿estás listo para hacer el tuyo?

Si actualmente quieres exportar y tienes problemas de liquidez en tu empresa, el servicio de factoraje sin recurso de Mundi te brinda el respiro económico que tanto necesitas. Te invitamos a ponerte en contacto con nosotros para descubrir cómo podemos adelantar el 90% de tus facturas de exportación en efectivo en menos de 24 horas y con un fee muy competitivo.