¿Sabías que el encargo conferido pertenece a uno de los documentos más importantes para exportar en México?

De acuerdo al artículo 59 de la Ley Aduanera, en el cual se mencionan cada una de las obligaciones de los importadores y exportadores, es necesario llevar a cabo el trámite del encargo conferido para dar luz verde a la comercialización de productos ante los entes regulatorios.

Por tal motivo, en esta nota te contaremos a detalle qué es el encargo conferido y cómo solicitarlo efectivamente, además de enseñarte la diferencia entre el encargo conferido y la carta de encomienda, dos términos que suelen confundirse con frecuencia.

¡Toma nota!

¿Qué es el encargo conferido?

Como lo comentamos a grosso modo en la introducción, el encargo conferido corresponde a un trámite que debe presentarse ante el SAT para que los agentes aduanales puedan llevar a cabo las operaciones de comercio exterior correspondientes.

En pocas palabras, el encargo conferido es el trámite por el cual una persona, ya sea física o moral, le notifica al SAT cuáles son los agentes aduanales que tienen la autorización de hacer despachos a su favor. Del mismo modo, este documento permite que dichos agentes aduanales puedan comunicarle al SAAI (Sistema de Automatización Aduanera Integral) los pedimentos necesarios a nombre del importador que llevó a cabo el encargo.

Como puedes notar, el encargo conferido no es un documento que únicamente beneficia a las empresas exportadoras para que puedan comercializar sus mercancías, sino que hace parte de un trámite que incluso los agentes aduanales deben tener presente para regular la efectividad de sus operaciones.

¿Qué pasa si no se genera el encargo conferido?

Si este documento no se presenta en los procesos de exportación correspondientes, ninguna operación de comercio exterior podrá ejecutarse satisfactoriamente, por lo que debes asegurarte de tramitar el encargo conferido para que, de este modo, puedas evitar posibles retrasos en tus cronogramas operarios.


¿Cuáles son los requisitos para solicitar el encargo conferido?

Si bien mencionamos que tanto las personas físicas como las personas morales pueden solicitar el encargo conferido, existe una serie de parámetros que debes tener en cuenta al momento de solicitar este trámite:

  • No necesitas contar con algún documento específico para llevar a cabo el trámite.
  • Tu empresa debe estar inscrita en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC)
  • Debes contar con tu e.firma actualizada y tu clave CIEC
  • Debes estar inscrito y activo en el Padrón de Exportadores

¿Cómo se solicita el encargo conferido?

Si algo debes saber sobre el encargo conferido, es que ese trámite se realiza en línea mediante el portal del SAT en este enlace. Asimismo, el propio portal recomienda tener en cuenta las siguientes recomendaciones al momento de realizar el trámite:

  • Verifica que te encuentres inscrito y activo en el Padrón de Importadores y Padrón de Importadores de Sectores Específicos.
  • El número máximo permitido de patentes registradas para personas físicas es de 10, para personas morales de 30 y para empresas certificadas más de 30.
  • En caso de contar con encargos conferidos a agentes aduanales de los cuales ya no requieras su servicio, es recomendable realizar la disminución de dichos encargos por seguridad de tus operaciones de comercio exterior.

Formato de encargo conferido

Para agilizar tu proceso solicitando este trámite, te invitamos a descargar el formato de encargo conferido que podrás utilizar tanto para encargos nuevos como para la revocación de los mismos.

► Descarga el formato de encargo conferido en este enlace

formato de encargo conferido
Fuente: SAT

¿Cuál es la diferencia entre un encargo conferido y una carta de encomienda?

Ahora bien, es habitual que las empresas exportadoras tengan algunas dudas en relación a estos dos términos, pues si bien se utilizan para similares objetivos, es importante conocer la diferencia para que no tengas ninguna clase de tropiezo en el camino.

¿Qué es una carta de encomienda?

En términos generales, una carta de encomienda es un documento emitido por la empresa exportadora para que el agente aduanal lleve a cabo el despacho de las mercancías.

Actualmente, no existe un formato preestablecido para la generación de este documento, pues su función está orientada, principalmente, a ser un canal de comunicación entre la empresa exportadora y los agentes aduanales correspondientes.

El Banco Nacional de Comercio Exterior, define a una carta de encomienda como una serie de "instrucciones por escrito que da el destinatario para importación o el remitente en exportación, según sea el caso, al agente aduanal”.

Así pues, en el cuerpo de este documento, la empresa exportadora dará instrucciones detalladas en relación a la mercancía, como los valores, el régimen a destinar, o los métodos de consignación de la misma.

No obstante, debes saber que una carta de encomienda no es requisito obligatorio para llevar a cabo exportaciones en México, sino que más bien tiene la función de ser un instrumento de comunicación que le permite a las partes involucradas tener certeza acerca de las asignaciones de los encargos conferidos.

¿Para qué sirve una carta de encomienda?

Básicamente, una carta de encomienda tiene el objetivo de evitar confusiones en caso de contar con dos o más encargos conferidos a dos agentes aduanales diferentes en el mismo despacho. De este modo, la carta de encomienda especificará qué agente aduanal se encargará de gestionar las mercancías que le correspondan.

A modo de conclusión, podemos afirmar que, por un lado, la carta de encomienda corresponde a un documento que tiene la función de aclarar la información de las mercancías y especificar los agentes aduanales que se encargarán de ella, mientras que un encargo conferido es un trámite obligatorio que debe registrarse ante el SAT y determina electrónicamente los agentes aduanales que se encargarán de recibir los productos.

¡Hemos terminado! Esperamos que esta nota haya sido de gran utilidad para conocer lo que es un encargo conferido y tengas claridad en relación a su solicitud. Como bien pudiste notar, se trata de un trámite que puedes efectuar en línea y sin la necesidad de presentar documentos físicos.

Por último, recuerda que si necesitas agilizar tus procesos de exportación mediante el desembolso de las cuentas por cobrar por parte de tus clientes, en Mundi te ofrecemos un servicio de factoraje sin recurso que permitirá agilizar tu flujo de efectivo e invertir en recursos a futuro.

¡Muchos éxitos!