¿Sabías que el factoraje sin recurso puede ser la herramienta financiera indicada para darle un respiro económico a tu compañía?

Aunque exista una gran variedad de apoyos financieros de exportación, el factoraje se ha convertido en una excelente alternativa para evitar el incumplimiento en el pago de facturas y prevenir sanciones considerables que puedan afectar la sostenibilidad de tu empresa.

Gracias al factoraje sin recurso, las probabilidades de caer en un declive económico son mínimas, así que es el momento perfecto para dejar a un lado los clásicos préstamos bancarios y comenzar a ver al factoraje como un instrumento financiero del que puedes beneficiarte de diferentes modos.

Por tal motivo, hemos escrito esta nota con el objetivo de explicarte qué es el factoraje sin recurso, para qué sirve y cuál es su papel principal en los procesos de exportación en México.

¿Qué es factoraje?

Para que tengas los conceptos mucho más claros, empecemos abordando el término general. Cuando se habla de factoraje en la exportación, se hace referencia a un servicio financiero que brinda la posibilidad de anticipar el cobro/pago de una factura a través de una empresa o de una institución financiera.

De acuerdo a la Asociación Mexicana de Factoraje Financiero y Actividades Similares (AMEFAC), el factoraje se define como una “una alternativa que permite disponer anticipadamente de las cuentas por cobrar. Mediante el contrato de factoraje, la empresa de factoraje financiero pacta con el cliente en adquirir derechos de crédito que éste tenga a su favor por un precio determinado, en moneda nacional o extranjera, independientemente de la fecha y la forma en que se pague”.

En efecto, una de las tantas ventajas del factoraje financiero en la exportación, es que le permite a las PYMES invertir capital en sus operaciones sin que las cuentas por cobrar sean motivo de preocupación.

Por lo tanto, el factoraje es, actualmente, uno de los mejores mecanismos de financiamiento a corto plazo que apoya el crecimiento económico de las empresas, obteniendo el pago anticipado de las cuentas por cobrar y convirtiendo las ventas a crédito en ventas de contado, lo que representa una buena liquidez financiera de manera inmediata.

qué es el factoraje sin recurso
Fuente: Pexels 2018

¿Qué tipos de factoraje existen?

Una vez entendido lo que es el factoraje en la exportación, debes saber que existen diferentes tipos de factoraje de acuerdo a sus servicios y coberturas. Veamos los más importantes:

Factoraje con recurso

El factoraje con recurso se emplea cuando una empresa solicitante queda con la obligación de cancelar la deuda en caso de presentarse un impago determinado.

Por otro lado, la entidad financiera, denominada factor, es la responsable únicamente de la gestión del cobro al deudor y de adelantar oportunamente el anticipo de pago.

Sin embargo, debes tener en cuenta que en el factoraje con recurso, la empresa o la entidad financiera se encuentra protegida en caso de incumplir el pago, pues la compañía exportadora es quien debe asumir la responsabilidad del mismo.

En resumen, podemos definir al factoraje con recurso de acuerdo a las siguientes características:

  • El cliente es el encargado de asumir los riesgos por falta de pago.
  • Es más económico.
  • Sin embargo, el proceso de aprobación de crédito es un poco más complejo de lo habitual.

Factoraje sin recurso

En cambio, en el factoraje sin recurso, la empresa solicitante no queda obligada a responder por el pago en caso de que la entidad deudora no realice dicha transacción a tiempo.

En resumidas palabras, la empresa de factoraje absorbe el riesgo y la responsabilidad de los cobros, gracias a la garantía de un seguro de crédito comercial involucrado.
Sin embargo, acompáñanos a descubrir aún más sobre el factoraje sin recurso en la siguiente sección de este artículo.

Fundamentos del Factoraje sin Recurso

El factoraje sin recurso es una herramienta financiera que emplean los exportadores para obtener liquidez de manera casi inmediata mediante la venta de sus facturas por cobrar a entidades financieras.

Este recurso financiero es utilizado por una gran variedad de empresas por todo el mundo, debido a que luego de vender sus cuentas por cobrar, están cediendo el riesgo de impago a la entidad financiera. El factoraje sin recurso permite a los exportadores vender volúmenes mucho más altos de mercancía y a una mayor cantidad de clientes sin sacrificar su capital.

Al momento en el que la empresa exportadora decide vender y ceder a la entidad financiera su factura, también se ceden los derechos de cobranza. Deslindando la responsabilidad al exportador de realizar esta labor. Si bien esta es una labor que muchos exportadores desean mantener, en este aspecto, las entidad financiera y el exportador pueden llegar a un acuerdo donde la cobranza se haga de manera conjunta y así evitar algún mal entendido.

Para resumir lo que es el factoraje sin recurso, ten en cuenta los siguientes puntos:

  • Cuenta con un seguro que responde por el riesgo en caso de incumplimiento.
  • Liquidez inmediata y garantizada.
  • El proceso de aprobación es mucho más fácil, sencillo y rápido.
ventajas del factoraje sin recurso
Fuente: Pexels 2018

¿Cómo funciona el Factoraje sin Recurso?

Para llevar a cabo un proceso de factoraje sin recurso, se deben tener en cuenta los siguientes pasos:

  1. La empresa exportadora cierra una venta y emite una factura a plazo a su cliente.
  2. La entidad financiera de factoraje sin recurso compra la factura por cobrar y le otorga un adelanto del total de la factura. El porcentaje de adelanto depende de cada empresa.
  3. El cliente del exportador paga el total de la factura al terminar el plazo acordado en el contrato a una cuenta perteneciente a la entidad financiera.
  4. La empresa financiera hace devolución del porcentaje restante menos un fee por el servicio al exportador.

Para complementar lo anterior, te invitamos a echarle un vistazo al siguiente clip que explica de manera rápida lo que es el Factoraje sin Recurso.

Ventajas y beneficios del factoraje sin recurso

Más allá de representar un alivio financiero para tu empresa y una ayuda económica para el capital de tu compañía, existen diferentes ventajas del factoraje sin recurso que consideramos pertinente compartirte para que tengas en cuenta este instrumento.

Plazos flexibles

Una de las grandes ventajas o beneficios que tiene esta herramienta financiera, es que le permite al exportador ofrecer un plazo de crédito para que el importador pueda realizar el pago hasta 30, 60 o hasta 120 días desde que se efectuó la factura.

Esto, además de ser mucho más cómodo para el importador, es definitivamente una ventaja competitiva contra tus competidores, ya que los clientes tendrán estas comodidades de pago.

Inmediatez

Otro beneficio es que, como mencionamos anteriormente, una vez que vendas tu factura, se ceden los derechos de cobranza a la institución financiera. Muchas de las empresas prefieren que los bancos sean los encargados de cobrar.

Sin embargo, si tu empresa no prefiere esto, se puede llegar a un acuerdo con la financiera para que la cobranza se logre hacer en conjunto.

Del mismo modo, debes saber que al hacer uso del factoraje sin recurso, obtienes liquidez inmediata, pues puedes convertir las facturas generadas en dinero líquido sin la necesidad de esperar hasta la fecha de cobro.

Minimiza el riesgo

Con respecto al riesgo, esta es una perfecta herramienta para las empresas ya que el riesgo lo absorbe 100% la financiera. En caso de que el importador se niegue a pagar por alguna circunstancia, la entidad financiera absorberá en su totalidad el valor de la factura.

También, es importante recalcar que al pensar en factoraje, este no quiere decir que la empresa adquiera deuda. Debido a que la factura es un respaldo de una venta que ya se realizó, el factoraje solo actúa como intermediario para ofrecer liquidez inmediata, y no es un préstamo bancario como lo son los créditos de exportación.

Libertad de inversión financiera

Por último, un beneficio importante es que el efectivo recibido por parte de la financiera puede ser utilizado en cualquier ámbito. Ya que este no es un préstamo o un crédito, puede ser utilizado tanto para producción como para gastos operativos como la nómina, etc.

Ventajas fiscales

Además de los beneficios anteriormente mencionados, también debes saber que los gastos financieros derivados del factoraje sin recurso, pueden ser destinados en el impuesto de sociedades de acuerdo a la legislación vigente.

Del mismo modo, ten presente que tu empresa tiene la posibilidad de deducir el IVA incluido en la operación de factoraje, debido a que este es concebido como si fuese un IVA soportado.

Mundi factoraje internacional

¿Qué tipos de empresas pueden hacer uso del factoraje sin recurso?

Si tu empresa genera cuentas por cobrar, entonces puedes hacer uso del factoraje financiero, ya sea con recurso o sin recurso.

Restricciones del factoraje sin recurso

Debido a que los plazos que usualmente se ofrecen son de 30, 60 o hasta 120 días, este tipo de financiamientos son considerados como de corto plazo.

Otra restricción a considerar es que el monto de liquidez que la empresa obtenga, es solamente por el monto de la factura ya emitida. Si el empresario necesitase más liquidez que no esté avalado por una factura, en este caso se necesitaría otro tipo de herramienta financiera como un crédito empresarial.

como funciona el factoraje sin recurso
Fuente: Pexels 2018

¡Y este ha sido nuestro artículo! Esperamos que toda esta información te haya sido de gran ayuda para conocer lo que es el factoraje sin recurso y hayas entendido su importancia en tus exportaciones.

Recuerda que se trata de una herramienta imprescindible para garantizar una sostenibilidad económica a mediano plazo e invertir en nuevos recursos para asegurar un buen desempeño en un futuro.

Pero sobre todo, recuerda que Mundi puede convertirse en tu aliado estratégico para llevar a cabo procesos de factoraje sin recurso exitosos y hacer crecer tus exportaciones.

¡Muchos éxitos!